martes, 9 de septiembre de 2014

Paradójico: Incluso de lo malo se aprende algo bueno!


Hace unas semanas estuve visitando San Cristóbal. Y cuando ya era el día de regresar a Maracaibo, ¿A qué no saben? ¡ no había pasajes...! "bienvenido a Venezuela"..... Bueno, algo típico en estos tiempos. Pero unas horas después, conseguí el deseado pasaje con un grupo de amigos, "pero mucho más caros", por encima del valor real, lo cual es algo común, pagar más de lo debido.

El viaje fue bueno. Pero como tuve que pagar más, quedé corto de dinero $$$ , con sólo 155 bs. 
Al llegar al terminal de Maracaibo fui al cajero automático. Un poco incrédulo porque como era Lunes, y de paso eran las 5:30 am,  había una gran posibilidad de no encontrar efectivo. Pero sucedió lo contrarío. Había personas haciendo la cola y recibiendo dinero. ¡Que alivio! en hora buena!

Cuando llegó mi turno,   a que no saben.....?    No me dio nada de nada!!!. Intenté 2 veces más, y nada!!! 
( Después revisando mi cuenta me noté que de igual forma me había debitado el dinero) Fui a ver cuanto me cobraba un taxi. Unos me cobraban 250bs, otros 200, y uno más bondadoso me cobró 180bs, pero sólo tenìa 150 bs. Así que me quedé con las gana de irme en taxi. 

Decidí cruzar la calle, irme al frente, y esperar algún bus o carrito por puesto, sin considerar que es zona roja, y de paso las 5:30 de la mañana, imagínense.. 
No había muchas personas en esa calle, y de repente, un hombre con aspecto extraño, se me acercó mirándome y preguntando si era familiar de: "ya ni recuerdo", que si era esto o aquello. Y yo, dentro de mi ( hay papa se enamoró el hombre, ya me está confundiendo con otro, que broma!! ) Me preocupé y empecé a conversar con él. Luego me dice: Chamo de lo que te has salvado y me enseña un arma.. Según él, que me había confundido con una persona que quería matarlo, y antes de que lo maten a él,  que prefería matar primero. Imagínense mi cara, "todo un poema". Una cosa es que te digan que te quieren robar, y otra que te confundan con otro diciéndote que te van a matar. Cosas muy distintas.

Me pidió mis documentos, el teléfono empezó a revisar mi cédula y me hizo acompañarlo a un lugar dentro de las playitas, porque supuestamente alguien me vería y diría si era la persona que buscaban o no. Lo vuelvo a decir, eran las 5:50am. No había nadie!



¿Qué más podía hacer? Lo acompañé, me llevo a un lugar solo, y lo que pasaba por mi cabeza era mi familia, seres queridos, personas cercanas a mi. Recuerdo que sólo decía: "Dios, sácame de esto, así no me quiero morir".. "Señor haz algo", esto no me gusta". ¡¡¡Ay Dios!!!

Luego pidió que abriera el bolso, y le enseñara lo que había dentro. Se lo mostré, y me dijo que volviera a guardar las cosas. Me llevó a otro lugar, y me dijo que me fuera porque la persona que supuestamente me identificaría no estaba y me dejó ir.....

¿Y el celular? Me lo quitó.... ¿Te robó otra cosa? Nada más, solo el celular... 



Ahora bien, muchos dicen que posiblemente me confundió con alguien, y pudo ser cierto. Pero también, pudo haber sido una forma de engañarme y someterme, algunas personas engañan a gente inocente como yo jajajajaja  para llevarlos a un lugar donde no haya nadie para después robarlo.  Ya que cuando te amenazan con un arma y se trata de tu vida, debes ser lo más prudente posible, porque es tu vida... 


Yo no se si era cierto, o era que solo me quería robar. El asunto es que me lo creí y me dejo sin teléfono... Ya tengo un potecito! y no tengo intenciones de comprar uno caro, solo mensajes y llamadas, nada de Whatsapp, facebook, twitter, Instagram etc


Esta situación me llevó a reflexionar en varias cosas:

1. La vida es hermosa, pero es una, y hay que aprovecharla al máximo.

Pensé en mis padres, hermanos, familiares, gente que amo, en mi novia, amigos, gente cercana, el perro y el gato. Toda mi vida pasó por mi mente en ese momento. Yo pensaba que cuando la gente se expresaba así era exageración, pero lo viví!!! Esta situación me dejó como reto vivir mejor la vida, disfrutar más de ella sin estar enrollándome tanto. 

Aprovecha con tus seres queridos, dedica tiempo a los tuyos, descansa, juega, vete de viajes (si consigues pasaje jejej) haz algo distinto... No te encajones con la rutina que llevas... Libérate de la monotonía de tus actividades.

2. Debo ser más agradecido con lo que tengo

Un versículo bíblico dice que la verdadera prosperidad es estar contento con lo que se tiene, y claro, agradecido.!  Luego de que este hombre me dejó ir, le di gracias a Dios por guardarme. Muchas personas mueren por enfrentarse a gente armada. Aunque me quedé sin teléfono, mi vida quedó intacta, eso vale más! 


Y bueno, también creo que muchas veces nos quejamos por lo que no tenemos, nos afanamos, perdemos la paz por esas cosas, y olvidamos darle gracias  a Dios por todas las cosas que nos permite vivir, tener y experimentar..  Aprendamos a ser agradecidos a pesar de.... ! Eso nos llevará a vivir mejor la vida, a verla bajo un nuevo punto de vista y a enfrentar las dificultades con la mejor de las actitudes.

3. Debo ser responsable con la vida que tengo. 

Creo que la vida es un regalo para que el hombre disfrute de ella, saque provecho,  se encuentre con su Creador, y cumpla un propósito en esta tierra. Cada uno de nosotros somos responsables con la vida. Creo que lo más importante para el hombre es que pueda encontrar y cumplir su propósito, llevar una vida de alta definición.(HD)

La vida es una oportunidad para encontrarnos con Dios y confiar en su hijo Jesús. También para conocer su voluntad y vivirla con pasión, entrega y perseverancia.
La vida es una oportunidad, para amar, sembrar buenas semillas que den su fruto a su tiempo. La semilla del hoy es el árbol del mañana. Y por último la vida es una oportunidad  entregarnos para servir a otros, que te recuerden por algo que valga la pena.

Sí!!! También aprendí que debo tener más efectivo en mi cartera, y a esperar que sea más tarde para poder salir del terminal. Eso me lo han dicho ya varias personas.... Lo acepto! Debemos cuidarnos..



Aquí culmina el relato. Mi conclusión final es la siguiente: teme a Dios y obedece sus mandatos, porque ese es el deber que tenemos todos. Eclesiastés 12:13 NTV