viernes, 31 de mayo de 2013

Practicando, no predicando

Practicando, no predicando por Junior Zapta

Hace unos días estuve con un grupo de ejecutivos de alto nivel en uno de los campos de golf mas especiales del mundo-- está entre volcanes y a la par de un río de lava--
Los participantes eran personas de negocios  muy exitosos en sus áreas. Durante los 3 días que estuve con ellos, me tocó a mi y otros 3 conferencistas cristianos amigos míos  practicar el cristianismo sin predicar. Nos tocó compartir lo que la Biblia dice de los negocios de vida y la vida de negocios sin mencionar la cita del capítulo y el versículo. Nos tocó hablar sin decir que éramos cristianos. Las comidas no las comenzábamos con “oración”. Etc!
Sin embargo, los 3 días estuvieron llenos de “predicación”  sin predicar una sola palabra.
Al final, una de las personas se me acercó y me dijo: “Usted es cristiano?” -- “Bueno”-- le contesté--”la verdad es que no me considero cristiano porque aún no vivo como un verdadero cristiano debería vivir, pero lo estoy intentando”---
Se sonrió conmigo y me dice: “Lo que me gustó es que usted no predica, usted practica. Ya estoy arto que me estén predicando. Igual no entiendo nada porque me cansa oír. Creo que yo quería ver.”
Y la verdad, me enseñó mucho su comentario. 
Debería haber un moratorio de predicación del Evangelio. PROHIBIR que se “predique” por un año y forzar a todos los cristianos a vivirlo. Sería un buen experimento.